domingo, 21 de febrero de 2010

Narraciones en un dedal / 6
Regresión

Si conjeturamos que la catarsis epopéyica se manifiesta hipotéticamente coyuntural en un contexto parafrásico como el actual, podemos afirmar, sin ánimo de yuxtaponer epítetos fútiles, una conflagración iconoclásica ostensible en el paréntesis de la sociedad, tanto en el plano axiomático de las versatilidades vanagloriables como en el punto eximio de las teatralidades contemporáneas. A su vez, el desmedro de las causalidades disfuncionales puede sustraernos irasciblemente a una gradación de las oportunidades diversificables. El origen de este discurso apócrifo nace en las dudas existenciales de nuestro tiempo, un tiempo en el que todos buscamos y necesitamos imperiosamente encontrar respuestas inmediatas a cuestiones tan vitales como la vida misma, valga la redundancia. Esto es peligroso, porque finalmente lo que conseguiremos es perder nuestro norte. Pero de qué demonios estamos hechos digo yo, lo que el mundo necesita es sangre fresca que tire para adelante y no mire hacia atrás con palabras pegajosas. Siento que estoy caminando al revés y no veo las cosas con las que me voy a tropezar. Y poco a poco me voy dando cuenta de todo lo que me falta para saber más, quiero entender este mundo pero lo veo tan complicado que prefiero sentarme en la calle y fumar hierbas y ver la gente pasar y escuchar todo lo que hablan y entender que eso está más claro que lo que dicen por la radio. Ayer fui a jugar con mis amiguitos, me aburrí un poco, después me robaron la piruleta y le dije a mamá que me compre otra pero me dijo que no, y me puze a llorar, y ahoda no quiedo contad nada maz. Me… siento mal… kiedo gomitar y azer budbujas con la zaliba, ez mi maneda de pdoteztad. ¿Y mamá? Quiedo a mamá, mi mamá… abbá bbá bbuaaa.. aabbb... aaa… bbb…aaaa…

7 comentarios:

Akaki dijo...

Después de las primeras ocho líneas leídas varias veces he acabado jodido mentalmente,jeje
de vuelta al principio
un saludo!

El último peatón dijo...

Con premio o sin él, felicidades por llegar a la final.

Y el que tenga dudas, que revise tu entrada titulada NO-BEL, en este mismo blog.

Gin Hindew 1.1.0 dijo...

Estamos frente a la onerosa demostracion de los epitetos circunstanciales que infieren la evolucion pragmatica (o no tanto) del ser en cuanto al ser y... y...
Que diablos, me gusto y ya

Anónimo dijo...

Este me hace recordar a la peli del caso de Benjamìn Button...con sus similitudes y diferencias de conceptos
Me encanta

Isabella Carrani dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabella Carrani dijo...

Me gustaria coger pataletas a grito pelado tan a menudo...y llamar a mi mamá y que me salve y que me quite los mocos y que me ponga chocolate con churros...
Felicidades por el blog y por llegar a la final, que tb es un premio. Digo yo para mí misma.

Franco Chiaravalloti dijo...

Isabella... ¡Cuantas veces he deseado que mi mamá me venga a traer el café con leche a la cama!

Y aprovechar cuando esté distraída para comerme los mocos. ¿Por qué de niños nos resultaban tan salados y divertidos, y ahora que somos tan aburridamente adultos nos resultan un asco?