martes, 14 de septiembre de 2010

...

Mamá se topó con papá. Papá empezó a cortejarla. Mamá no le hizo caso. Papá insistió. Mamá se hartó. Mamá rechazó a papá. Mamá dio media vuelta y se marchó. Papá nunca más volvió a ver a mamá. Yo no existo en realidad. Este cuento no existe. Fin de la historia.


     

3 comentarios:

carlos de la parra dijo...

Ahora que lo dices no estoy seguro de haberlo leído.

Anónimo dijo...

-¿Te ha gustado el cuento?
-Qué te respondo: ¿como blogger flipado o como tío normal?
-Lo primero.
-Es un microRR maRavilloso, que se va desvaneciendo negación a negación hasta sumirse en la oscuridad y dejar al lector en éxtasis. Breve y certero. SOR-PREN-DEN-TE. ¡Bravo!
-Ahora la verdad.
-Carne de taller. Regulín tirando a mal. Fuegos artificiales. Un truquito que enseñar a los amigos.
-Como os pasais los valencianos.
-Así somos, energúmenos.

Carme Carles dijo...

Leer y comentar un cuento que no existe, algo que nunca pensé en hacer.
Salut