miércoles, 17 de marzo de 2010

Los acuñadores de términos / 4



El científico William Gilbert acuñó el término electricidad en 1566.
El biólogo inglés Thomas Huxley acuñó el término agnosticismo en 1869.
El académico William Sumner acuñó el término etnocentrismo en 1906.
El físico estadounidense Gilbert Lewis acuñó el término fotón en 1926.

Y mientras le arrojaba migas de pan a las palomas, un viejecito de gabardina gris y boina ladeada me comentó: “Pobres ilusos estos acuñadores, deseosos por buscar maneras diferentes de nombrar lo mismo. Felices de utilizar algo tan primitivo como el lenguaje para describir algo tan complejo como el universo… Pobres, pobres”.

3 comentarios:

manu dijo...

Es ese afán de trascender estimo, esa necesidad del humano de creer que no es un puntito insignificante…y de que con una palabra (potencialmente innovadora) genere algo.

Obviamente, que de todos los acuñadores…me quedo con “traganta” del famoso Agustín.

Un saludo

carlos de la parra dijo...

No hay que olvidar que ignoramos ad infinitum mucho más de lo que sabemos;pero la ecuación real es que aquí estamos y necesitamos comunicarnos,aunque no entendamos a que venimos.
Mi palabra:ZOPILOTEAR,es cuando alguien ronda algo tuyo con sospechosas intenciones.
Ejemplo: Ahí andan unos zopiloteando mi coche.

Franco Chiaravalloti dijo...

Me encanta esa palabra. Te la voy a zopilotear descaradamente para aplicarla en algún parrafito.